Alternativas de Disposición de los Residuos Sólidos Domiciliarios (RSD) - Parte 4

Aceptación Pública
Independiente de los costos, cualquier servicio público sólo tiene éxito si al público le agrada y lo acepta. Esto es particularmente aplicable a los sistemas de recogidas y tratamientos de residuos, ya que afecta a todos los habitantes de la ciudad. El público quiere, y generalmente exige, servicios rápidos que tal vez se pudieran definir como “mientras más sencillo mejor”.
Es relativamente fácil sustituir un sistema de recogida que exige almacenar los desperdicios alimenticios aparte de los otros residuos por otro que permita almacenarlos juntos. El cambio contrario no es fácil, sin embargo, a no ser que existan circunstancias especiales, como una emergencia nacional, el conseguir que el público cambie un sistema de recogida mixta por uno de recolección por separado es una tarea casi imposible. En realidad, incluso en caso de emergencia nacional se necesita una campaña publicitaria persuasiva para conseguir que el público separe los residuos recuperables de los que no lo son.
El objetivo de los programas de relaciones públicas es crear confianza en las operaciones de tratamientos de residuos y conseguir la aprobación pública. El éxito de estas operaciones depende en gran medida de que el público comprenda la función del tratamiento (sus problemas y los medios que se emplean para resolverlos) y que sepa que se está realizando un esfuerzo real para ofrecer un buen servicio. El éxito depende también de que los funcionarios responsables se de cuenta del deseo público de un buen servicio y de los cambios sociales que se producen en la ciudad.
Es evidente que el obstáculo más grave que hay que salvar al establecer una nueva instalación de tratamiento es conseguir la aceptación pública y el permiso para construir las instalaciones en el lugar elegido. Hay que conseguir permisos de las comisiones de urbanismo y medioambientales (CONAMA), por lo general después de una información pública, y la oposición de los propietarios de los terrenos circundantes que puede ser extrema e incluso violenta.